La reglamentación sobre salas de lactancias establece requisitos relativamente sencillos de cumplir, dijo a No toquen nada la encargada del programa de lactancia materna del Ministerio de Salud Pública, Carolina De León.

Todas las trabajadoras o estudiantes “tienen que poder acceder a una sala de lactancia”

ADHOC©JAVIER CALVELO

La ley establece que debe haber sala de lactancia en los locales de trabajo o estudio con más de 20 empleadas mujeres o con más de 50 empleados. La ley tiene un año pero la reglamentación llegó recién a fines de julio.

De León dijo que buscaron establecer requisitos relativamente sencillos.

“Empezamos el proceso del Ministerio de Salud convocando varios actores que tenían experiencias, entre ellos BPS y otros técnicos que tenían manejo de la leche, de normativas vinculadas a la conservación, etcétera. Fuimos viendo las normativas y ahí empezamos a hacer un tejido de qué cosas tenemos que poner para no generar un laboratorio de la NASA, que no es necesario. No queremos que se genere esa idea, pero sí cuestiones mínimas que apuntan a la higiene, a la cuestión más lisa y llana”, explicó.

La reglamentación establece que los lugares que no tengan 20 o más mujeres o más de 50 empleados o estudiantes pero que tengan al menos una mujer en etapa de lactancia, deben tener un espacio de lactancia, que puede ser desmontable y que puede cumplir menos requisitos.

Quien fiscaliza el cumplimiento de esta ley y su decreto reglamentario es el Ministerio de Trabajo, a través de la Inspección General del Trabajo. Allí se pueden denunciar los casos de incumplimiento.

De León explicó que fue complejo el trabajo para la reglamentación porque hubo que coordinar el trabajo de dos ministerios, el de Salud y el de Trabajo, y que hubo que negociar el capítulo de los institutos de educación.

“En educación nosotros trabajamos apuntando a que esto abarcara todos los centros de educación Primaria, Secundaria, técnica y universidad, y después de negociaciones e intercambios con el Ministerio de Trabajo quedó en que los centros educativos específicamente de Secundaria y UTU van a ir por el artículo 4”, señaló.

“Lo que hay que sacar en limpio es que se sepa que las condiciones adecuadas tienen que estar siempre, es decir, a todas las personas que trabajen o estudien en UTU, Secundaria, en Primaria, privada o pública, o la universidad, tienen que poder acceder a una sala o un espacio”, agregó De León.